What is your com internet domain, conceptual image with man pushing virtual screen graphics.

Gestión de dominios y servidores: ¿qué tener en cuenta?

A la hora de crear tu propia página web, es necesario comprar un dominio y contratar un servidor. Pero ¿cuáles son los elementos relacionados que deben contemplarse para crear un sitio en línea profesional? ¿Cuán importante es comprar el dominio en sitios confiables y la elección de la correspondiente extensión? ¿Bajo qué circunstancias debe realizarse la configuración del servidor? En esta oportunidad, a lo largo de este análisis de Global Communication Concept, te ofreceremos una serie de recomendaciones fundamentales, para que la decisión en relación con la gestión de dominios y servidores sea una tarea más sencilla.

Gestión de dominios y servidores: algunos consejos prácticos

Un dominio es el nombre registrado con el que los usuarios acceden a una determinada página web en Internet. Antes de pensar en un dominio en especial, se requiere verificar su disponibilidad. Y una vez que se haya constatado, puede ser adquirido sin problemas.  

Luego, cuando ya se haya comprado el nombre de dominio, se obtiene una dirección web que dirige al internauta hacia un servidor DNS (término proveniente del inglés Sistema de Nombres de Dominio). Como resultado, se direccionará al usuario hacia la dirección de IP que contenga los archivos de la web en cuestión.

Tanto el dominio, así como el servidor son esenciales para la construcción de un sitio en línea. Por eso, a continuación, se exponen algunas recomendaciones que pueden ser de utilidad para gestionar un dominio y un servidor.

Compra un dominio en plataformas de confianza

Existen múltiples sitios para la adquisición de dominios. La mayoría ofrece la posibilidad de contratar al mismo tiempo, el servicio de hosting. Este puede ser concebido como un sitio de almacenamiento particular dentro del servidor. Entre los sitios de compra de dominios más trascendentales, se destacan: Namecheap, Google Domains, Bluehost, Hostgator y Dreamhost.

Elige un dominio con una buena extensión

Te aconsejamos que escojas una extensión de dominio genérica. Se trata de los Top Level Domains (TLD): «.com», «.net» y «.org». Asimismo, si es posible, trata de llevar a cabo el registro de distintas extensiones para tu dominio. Como resultado, estarás asegurándote de que tu negocio no sea posteriormente utilizado por otro usuario. Además, podrás redireccionar el tráfico desde varios dominios hacia el que definas como central.

Procura configurar el DNS de tu dominio

En el caso de que hayas contratado el dominio y el hosting en forma conjunta en la misma plataforma, el proceso de configuración del DNS se produce automáticamente. Esto se debe a que el dominio y el hosting están enlazados por el mismo proveedor.

Si por el contrario, la contratación del dominio se ha efectuado en una empresa diferente a la del hosting, deberás incorporar el dominio adicional en el panel del hosting. Y a la vez, configurar el DNS en el panel de control de la compañía que te haya vendido el dominio.

Pues bien, ya estás informado sobre la gestión de dominios y servidores para crear con éxito tu sitio en línea. Por último, desde Global Communication Concept, te aconsejamos que sigas leyendo los siguientes artículos:

Protección de datos en sorteos de redes sociales: ¿qué debes tener en cuenta?

Pasos para crear una estrategia de redes sociales para tu marca