5 consecuencias de una mala gestión de protección de datos

5 consecuencias de una mala gestión de protección de datos

Actualmente, a nivel mundial, los datos han cobrado suma relevancia. A partir de ellos, se pueden tomar decisiones trascendentales, que tienen la capacidad de incrementar en gran medida la productividad de un negocio. Por eso, desde el año 2018, en la Unión Europea, se ha puesto en vigencia el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD).

En España, se cree que aproximadamente unas 3 millones de empresas deberían cumplir con su normativa, con la finalidad de proteger los datos de los usuarios. No obstante, de dicha cantidad, solamente unas 4000 son grandes compañías. El resto está conformado por organizaciones de menor tamaño. En ocasiones, ambos tipos de negocio no lo aplican correctamente. Por eso, debido a la importancia de este fenómeno, en este artículo de Global Communication Concept, se informará sobre cuáles son los efectos perjudiciales de realizar una mala gestión de protección de datos.

Descubre los resultados negativos de una mala gestión de protección de datos

El RGPD tiene como objetivo salvaguardar los datos personales de las personas, así como también los procesos en donde estos intervienen. A continuación, se detallan algunas de las principales consecuencias negativas de llevar a cabo una deficiente gestión de protección de datos en una empresa.

Modificación de la confianza por parte de los usuarios

Al gestionarse erróneamente los datos de los usuarios, se afecta en distinto grado, la credibilidad de la empresa. Puede citarse el caso de Facebook, que en el año 2008, dejó al descubierto aproximadamente 540 millones de datos de usuarios, almacenados en un servidor de Amazon. Así, perdió en grandes proporciones, el nivel de confianza que los usuarios habían depositado en esta red social.

Afección de la integridad e imagen de los usuarios

Pero no solamente las empresas se ven afectadas, sino principalmente los usuarios. Esto, como consecuencia de la alteración, destrucción, acceso indebido, falta de procesos legales o desvío de los propósitos originales de tratamiento de los datos que hayan sido proporcionados.

Mala gestión de protección de datos: pérdida de millones de euros

Hoy en día, se producen pérdidas monetarias millonarias como resultado de un mal manejo de los datos personales. Estas se producen por incumplimientos legales relacionados, en forma de sanciones y reparaciones, por ejemplo.

De esta manera, las compañías podrían ser multadas por ausencia de transparencia, información inapropiada y/o falta de consentimiento por parte del usuario, entre otras razones.

Reducción de oportunidades de negocios

Teniendo en cuenta el daño reputacional ocasionado, las pérdidas económicas no solamente se observarían en las sanciones, sino también en la no concreción de distintos proyectos redituables para la empresa.

Disminución de las ventas

La comercialización de los bienes y/o servicios de la organización podría mermar, a partir de la vulneración de los datos personales. En efecto, el desarrollo productivo a corto, medio y largo plazo se vería afectado.

Entonces, ya conoces cuáles son las consecuencias de una mala gestión de protección de datos. ¿Qué estás esperando para cumplir con el RGPD y proteger la información de los usuarios?

Para finalizar, te dejamos otros artículos para que continúes leyendo:

5 razones por las que contratar una asesoría contable

Beneficios de los vídeos personalizados para tu empresa