vender el nombre de tu dominio web

¿Cómo vender el nombre de tu dominio web?

Existen grupos de emprendedores que tienen varios nombres de dominios webs y usualmente deben venderlos porque ya no los necesitan. A su vez, hay gente que se dedica a comprar y vender dominios. Estos agentes son conocidos como domainers, y actúan como si fueran vendedores inmobiliarios, adquiriendo dominios destinados a ser vendidos. En este artículo, os contaremos cuáles son las mejores formas de vender el nombre de tu dominio web.

Vender el nombre de tu dominio web: nociones preliminares

En primer lugar, es esencial conocer qué tipos de nombres de dominio son los ideales para vender. En general, los tipos de nombres que más se venden en el mercado son los nombres en inglés y los que contienen una o dos palabras.

En algunas ocasiones, también se venden muy bien los que contienen tres palabras, pero remiten a negocios comerciales o venta de servicios. Asimismo, es más factible que se venda un dominio con la extensión .com que un domino con extensión .net o .org. De todos modos, hay excepciones y el mercado es grande.

Otra de las dificultades que podemos llegar encontrar es que la mayoría de los posibles compradores no sabe cómo o dónde buscar un nombre de dominio disponible para la compra. Por esta razón, tendremos que ser creativos.

Vender el nombre de tu dominio web: ¿cómo hacerlo?

Podemos optar por colocar un mensaje/cartel de venta de ese nombre. Generalmente, la forma en la que el comprador busca su nombre de dominio es escribiendo el nombre en un buscador. Así, se detecta ese dominio y, con un cartel de venta, es posible que puedan interesarse en él.

Otra opción consiste en colocar nuestro nombre de dominio en venta en la página web Flippa.com. Esta es una página web especializada en la compra y venta de páginas webs,  que en los últimos años se ha establecido como portal para la compraventa de nombres de dominios.

Otro factor muy interesante es el de plantearse precios fijos para la venta de nombres de dominio. En la mayoría de los casos, se piensa que esto puede causar una pérdida de dinero porque quizás se pueda conseguir más ganancias vendiendo más caros los nombres más populares. Sin embargo, la “tarifa plana” o “precio estándar” puede ser favorable. Existe un grupo de compradores, que se sienten intimidados por tener que aportar una suma determinada de dinero para poder conseguir ese nombre que tanto desean.

A su vez, tenemos que ser realistas con nuestro precio. Obviamente, todos vamos a esperar obtener una buena suma por nuestro nombre. Pero tenemos que ser más realistas con nuestras expectativas y pensar en establecer un precio razonable, que esté sujeto a la calidad del nombre que estamos ofreciendo y recordando qué tipo de nombre puede valer más.

Tipos de precio

Como dato extra es muy probable que funcione utilizar números claves en sus precios como 999 o 1999. Ello se encuentra íntimamente relacionado con la psicología de la venta minorista, utilizada en supermercados y tiendas. En efecto, se comprobó que estos tipos de precios llegan más rápido al comprador y, por ende, la venta se realiza de manera más inmediata.

Otro elemento muy importante es estar siempre atento a las preguntas de los compradores, contestar con velocidad y de forma clara y concisa. Vivimos en un mundo donde impera la prisa  y necesitamos respuestas rápidas y directas. Si alguien se esfuerza para contactarte con intenciones de comprar tu nombre de dominio, debes contestar rápido. Incluso dentro de las 24 horas de haber recibido dicho mensaje.

Para finalizar, es probable que existan algunos nombres de dominios que sean muy difíciles de vender o que ello sea casi imposible. El tiempo será tu amigo en este caso. Así como una buena estrategia de marketing.

Si este artículo ha sido de tu agrado y/o te ha ayudado a adquirir más conocimientos sobre el mundo digital, te invitamos a que sigas leyendo otros artículos que Global Communication Concept tiene para ti:

Dominios: ¿cuál es su importancia en la Web?

6 consejos sobre cómo obtener un dominio

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *