Reglamento General de Protección de Datos: ¿cómo es la adaptación web?

Reglamento General de Protección de Datos: ¿cómo es la adaptación web?

En el actual mundo digital, la disciplina conocida como Ciberseguridad ha tomado una trascendental importancia. ¿Por qué razón? Pues bien, es sencillo. Se debe a que la mayoría de los procesos financieros y económicos utilizan como vía comunicacional central las nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), como es el caso de Internet. Dentro de este contexto, seguramente has escuchado hablar del Reglamento General de Protección de Datos.

¿De qué modo se lleva a cabo la protección de datos de las empresas? ¿Qué tipo de sanciones se aplican en el caso de que no se cumplimente con lo establecido en los artículos que lo componen? En esta oportunidad, desde Global Communication Concept, queremos informarte acerca de él y de cómo se lleva a cabo la adaptación a la Web.

Reglamento General de Protección de Datos: una aproximación conceptual

Dentro del contexto europeo (específicamente, dentro de la Unión Europea), existe el marco legal de datos, denominado “Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)”.

Este tiene como función proteger a las personas físicas y jurídicas desde la perspectiva de sus datos personales y su correspondiente circulación e intercambio.

Históricamente, comenzó a tener vigencia en el año 2016. Durante el transcurso de dos años, las organizaciones debieron tomar medidas para adaptarse a dicho reglamento.

Reglamento General de Protección de Datos: incidencia en la Web

Desde una mirada digital, en España, en un primer momento, existía la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) del año 1999. Posteriormente, en el año 2018, fue reemplazado por la Ley de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales. Es importante mencionar que esta última comulga con el correspondiente Reglamento General de Protección de Datos.

Particularmente, esta normativa posibilita la unificación y la modernización del marco legal vigente en Europa sobre la protección de datos. Como beneficio, se puede explicitar un mayor aprovechamiento del mercado digital por medio de un aumento de la confianza por parte de los usuarios.

Además, se reconocen nuevos derechos, tales como: neutralidad en la Web; acceso universal a Internet; educación digital; protección de los menores de edad; derecho a la rectificación; actualización de datos digitales; libre utilización de las redes sociales; derecho al testamento de índole digital; derechos laborales digitales; entre otros.

Reglamento General de Protección de Datos: acerca de las sanciones

En el caso de que no se cumplimente con lo establecido por este reglamento, las empresas deberán abonar multas. En primer lugar, se pueden enumerar las advertencias por escrito. Estas se llevan a cabo en el caso de incumplimiento previo y que haya sido intencional. Por otro lado, existen multas monetarias, las que varían teniendo en cuenta las infracciones del reglamento en cuestión (hasta de 20 millones de euros). Estas suelen ser detectadas por las auditorías periódicas de protección de datos.

Pues bien, esperamos que a través de este artículo, hayas podido descubrir cuál es la importancia del Reglamento de Protección de Datos.

Para que puedas seguir conociendo aún más sobre el mundo digital actual, te recomendamos que sigas leyendo los siguientes artículos de nuestra autoría:

Certificado de Seguridad SSL: funciones e implicancias para tu web

Internet y las empresas: ¿cuál es su importancia?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *