comercio electrónico

Comercio electrónico: B2B vs. B2C

Comercio electrónico es el nombre coloquial que recibe el e-commerce, es decir, servicios de compra o venta de productos online, ya sea a través de una página web o redes sociales. A continuación vemos las ventajas y los tipos de e-commerce.

Comercio electrónico: ¿cuáles son sus ventajas?

El e-commerce o comercio electrónico presenta una gran variedad de ventajas con respecto al negocio tradicional, entre las cuales destacan su rapidez, eficacia, comodidad y disponibilidad. Al basarse en la compra de productos a través de internet, el comercio electrónico está al alcance de todos, y es un método económico y eficaz. Además, este tipo de páginas web permite que el cliente se familiarice con toda la gama de productos que vende la empresa, previamente a su compra. También permite que la empresa pueda realizar una oferta más amplia que en una tienda tradicional. También es una forma más cómoda de comprar para el cliente, pues le permite hacer sus pedidos desde casa.

E-commerce: tipos

Basándonos en la relación vendedor-cliente, podemos diferencias entre dos tipos principales de comercio electrónico:

  • B2B: estas siglas significan business to business, es decir, de empresa a empresa. En otras palabras, es un tipo de e-commerce en el que una empresa vende productos a otra empresa.
  • B2C: business to customer o de empresa a cliente. En este caso, la empresa vende sus productos al cliente directamente.

Seguidamente veremos las principales diferencias entre el e-commerce B2B y B2C.

B2B: ¿qué significa?

Puesto que el e-commerce B2B supone un negocio entre una empresa-proveedor y una empresa-cliente, una página web dedicada a este tipo de e-commerce deberá tener ciertas características concretas. Para empezar, deberá ofrecer cuanta más información mejor. Puesto que el marketing B2B se dedica a la venta de productos a otras empresas, deberá ofrecer todos los detalles técnicos posibles de cada uno de sus productos, para que el cliente – que en este caso suele ser un cliente habitual – encuentre el producto específico deseado.

B2C: ¿qué es?

Por otro lado, el e-commerce B2C consiste en la venta directa de productos al cliente. Este tipo de marketing se basa sobretodo en la captación de nuevos clientes, a través de ofertas y marketing digital. A pesar de que también es importante la descripción del producto, no hace falta que la información sea tan técnica y detallada como en el caso del e-commerce B2B. En cambio, en este caso sí es importante la vertiente emocional. En otras palabras, es importante que el comprador sienta, a pesar de estar comprando a través de internet, cierto grado de atención personalizada y que quede satisfecho con la experiencia de su compra.

Aspectos comunes

A pesar de tener objetivos diferentes, el B2B y el B2C son dos tipos de e-commerce que deben tener como base una página web creativa, que llame la atención de sus clientes por ser distinta a las demás que el cliente suele frecuentar. Además, en ambos casos se ha de procurar que la información de los productos – sea más o menos técnica – comunique de manera clara, rápida y eficaz.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *